Disputada la segunda edición de la prueba sobre Becada para perros de muestra en Andalucía

Por segundo año consecutivo, la Cañada del Corcho en Gibraleón (Huelva) acogió la segunda Prueba sobre becada para perro de muestra en Andalucía, incluída en el Máster del Club de Cazadores de Becada y cuya particularidad radica en que se realiza sobre becada sin muerte.

Hacia las 07:30 de la mañana, la Sociedad de Cazadores “San Roque” de Gibraleón ya había recibido a la mayoría de los participantes. Inscripciones, confección de las baterías, sorteo entre razas británicas y continentales, desayuno y rumbo a la zona de concurso son los primeros movimientos de la competición que este año ha contado con la asistencia de 21 perros, 14 setters ingles, 5 espaniel breton y 2 bracos aleman, dirigidos por 13 conductores, siete de ellos venidos de Extremadura. Los Jueces fueron Javier Fernandez, de Asturias, y Jordi Barbeta, de Cataluña, a los que se agradeció su esfuerzo, exigencia y corrección en todo momento, como debe ser en una prueba de este tipo, haciendo alarde y compartiendo sus amplios conocimientos en cinofilia.
 
La zona elegida para la prueba fue un pinar llano con un sotobosque de matorral mediterráneo, que rebosaba agua y humedad por la lluvia del día anterior. “Se trata de un cazadero que permite ver gran parte del recorrido del perro,  cómodo de caminar, y de poca dificultad en su recorrido; faltó quizás alguna zona más técnica donde el perro tenga que sufrir y exprimirse pero que, por ese mismo, puede resultar más dificil para el perro bloquear a la becada” apunta Pedro Morillas, delegado en Andalucía del CCB, para describir el terreno donde tuvo lugar la prueba.
 
Al comienzo de la prueba salieron primero los perros de razas británicas, todos Setter Inglés, aunque con disparidad en sus maneras de trabajar: algunos con recorridos más largos y algo desordenados, y otros con recorridos más cortos pero mejor exploración de este terreno.
 
Los perros más destacados fueron “Santi” de Aniceto Jiménez y “Gibertarik Wonder” de Rafael Menacho. Sin embargo, en toda la batería de británicos no se encontró ninguna becada, circunstancia que sin duda fue el gran inconveniente del concurso y que evidenciaba la escasez de esta especie en la zona en comparación con las existentes en el resto de la península.
 
En la Batería de continentales, compuesta por siete perros de entre ellos cinco Epagneul breton y dos Bracos Alemanes, la primera pareja “Alga” (Braca Aleman) de Rafael Rodríguez Roda X “Apache” (Epagneul breton) fué la pareja que levantó la becada vista en el concurso; sin embargo, ambos perros fueron eliminados por “caza atrás” lo que se acogió con cierta pena entre los participantes y asistentes ya que hasta el momento estaba siendo una de las mejores parejas, destacando en particular el excelente trabajo de “Alga” en una batería con perros muy cazadores.
 
En general, la prueba brilló por el buen ambiente y deportividad de todos los participantes de las dos baterías, una organización al milímetro de la mano del delegado del CCB en Andalucía, unos terrenos fáciles y húmedos y una buena temperatura. En este sentido, desde la organización agradecieron a la Sociedad “San Roque” de Gibraleón y a su presidente, Victoriano Martin Gómez, al guía Javier Valerio Medina y a todos los propietarios que el sábado, se acercaron a la prueba perdiendo su día de caza, así como a los patrocinadores y colaboradores.


Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, para analizar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias, en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Puede configurar, aceptar y rechazar la utilización de cookies u obtener más información AQUÍ.