Andrés Martos, presidente de la Sociedad Silvestrista Alaska: "quien no vaya a la manifestación porque no quiere, no merece ser silvestrista"

El silvestrismo se la juega. Tras dos meses de incertidumbre, noticias negativas y calamidades, malos augurios y temores a perder su afición, ha llegado el momento: los silvestristas alzarán su voz contra una Consejería de Medio Ambiente decidida a acabar con el Silvestrismo. La Resolución de Capturas 2014 ha sido la gota que ha colmado el vaso de la paciencia del colectivo silvestrista y cinegético andaluz. Pasado el tiempo de reuniones, acuerdos y negociaciones… Quedan pocos días para que los silvestristas hablen en la calle. Analizamos con un histórico del Silvestrismo en Málaga este momento:

P.- Han pasado dos meses de auténtica angustia para el colectivo. ¿Cómo se encuentra el ánimo de los silvestristas a escasos días de la manifestación?
R.- Tenemos esperanza. La mayoría de los aficionados piensan que si la manifestación es muy grande y ruidosa, los que han dado este golpe al Silvestrismo deberán pensárselo mejor y rectificar de cara al futuro.
 
P.- Desde que se conoció la Resolución de Capturas 2014 ha habido de todo: incertidumbre, rumores, comentarios, presiones… ¿Ha llegado el momento de cambiar el chip y demostrar la fuerza del colectivo?
R.- Claro que sí. Y que quede claro que Javier Madrid Rojo es nuestro principal enemigo. Ha llegado el momento de llegar a las más altas instancias: la presidenta de la Junta de Andalucía debe saber lo que el director general de Gestión del Medio Natural está haciendo con el Silvestrismo y que tiene enfrentado a todo el colectivo.
 
P.- Bajo su punto de vista, ¿está el Silvestrismo unido para afrontar el reto del sábado y convencido de que las cosas pueden mejorar?
R.- Lamentablemente tengo dudas sobre la unión del colectivo. Espero que el sábado me vea obligado a cambiar de opinión.
 
Respecto a que las cosas pueden mejorar, pensamos que sí. Desde luego o mejoran o se acabo: lo que nos han dado no nos vale.
 
P.- Lleva usted 27 años luchando por mejorar el Silvestrismo en Málaga, ¿qué diría a aquellos aficionados que han perdido la esperanza ó a aquellos que no van a acudir al a manifestación?
R.- Lo primero es ir a Sevilla, bien sea con esperanza o sin ella. Porque si se quedan en casa flaco favor se hacen a si mismos y también al Silvestrismo.
 
P.- Hasta el momento la Junta de Andalucía ha “pasado” del Silvestrismo dando, cada vez, un paso más para acabar con él… ¿Por qué puede una manifestación cambiar las cosas para el Silvestrismo?
R.- Es cuestión de votos. Hay que decirles claro que nadie de nuestro colectivo votará a ningún partido político que actúe contra el Silvestrismo, sea del color que sea, y que perderán votos si atacan a nuestra afición.
 
P.- ¿Cómo está organizando su sociedad la manifestación? ¿Tienen confirmado el número de socios y simpatizantes que acudirán el sábado a Sevilla?
R.- Llevo varias semanas “de los nervios”. Hemos confirmado tres autobuses pero no lo damos por cerrado. Puede que en los últimos días se anime más gente y pongamos alguno más.
 
P.- Para terminar, muchos aficionados piensan que el silvestrista que no acuda ahora a la manifestación y no lo dé todo para defender su modalidad no debería tener el derecho a practicar esta afición nunca más… ¿Usted también lo piensa?
R.- La verdad es que el que no vaya a la manifestación porque no quiere no merece ser silvestrista. Lo que merecerían es que todos los silvestristas de verdad le demos la espalda porque su apuesta, no acudiendo a la manifestación, es por el furtivismo.


Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, para analizar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias, en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Puede configurar, aceptar y rechazar la utilización de cookies u obtener más información AQUÍ.