La vacuna antirrábica

Supongo que todo el colectivo está ya al tanto: estamos obligados a vacunar a nuestros perros contra la rabia todos los años. Sin perjuicio de valorar su procedencia o no en atención a razones de índole veterinaria y sanitaria -juicio o valoración en el que no debo entrar en este foro- sí que es …

Supongo que todo el colectivo está ya al tanto: estamos obligados a vacunar a nuestros perros contra la rabia todos los años. Sin perjuicio de valorar su procedencia o no en atención a razones de índole veterinaria y sanitaria -juicio o valoración en el que no debo entrar en este foro- sí que es muy criticable que la Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía haya fijado esta obligación sin dar audiencia al sector social más afectado por la norma: a los cazadores. Sorprende negativamente este injustificable “olvido” y la forma en que se ha producido, razón que hace sospechar que quizás haya sido un olvido “consciente”.

La Asamblea General de la Federación Andaluza de Caza decidió recurrir esta norma y así lo ha hecho interponiendo, a finales del pasado mes de junio, un recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía; recurso interpuesto de manera conjunta con la Real Federación Española de Caza.

Serán nuestros Tribunales de Justicia los que valoren la adecuación a la legalidad vigente de dicha norma. Aunque desde el punto de vista social, el veredicto es claro: la Consejería de Agricultura y Pesca es culpable de menospreciar al colectivo social más afectado por la norma, los cazadores andaluces. Esta Consejería ha olvidado que, entre otras cosas, está al servicio del ciudadano.



Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, para analizar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias, en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Puede configurar, aceptar y rechazar la utilización de cookies u obtener más información AQUÍ.