Un estudio revela el aumento de parásitos en las aves debido al cambio climático

Investigadores europeos, entre los que se encuentran dos extremeños (según publicaba ayer www.digitalextremadura.com), han analizado los efectos del aumento de temperatura en las relaciones entre las poblaciones de 24 especies de aves y 89 parásitos sanguíneos concluyendo que la abundancia de parásitos afecta de manera negativa al tamaño de la puesta, la cantidad de pollos nacidos y la condición corporal del ave

El estudio ha recopilado grandes bases de datos para comparar los registros de abundancia y prevalencia de 89 poblaciones de parásitos, obtenidos en 2010, con los mismos parámetros y metodología utilizados en otro estudio anterior llevado a cabo hace diez años.

El propósito de este trabajo, publicado en acceso abierto en PLOS ONE, es evaluar la influencia del cambio climático, en concreto el aumento de la temperatura, en la interacción entre el parásito y el ave. Así, las emisiones de gases de efecto invernadero causantes del calentamiento global crecieron un 70% por lo que este estudio considera necesario prever y, en su caso, tratar de mitigar las consecuencias del cambio climático, por las efectos que provoca en el medio ambiente, como sucede en este caso en las aves.

En este sentido, las conclusiones apuntan a que el ascenso de la temperatura conlleva un incremento general de parásitos, además de que el cambio climático puede afectar a la reproducción y condición corporal de las aves debido a los cambios fenológicos, es decir, a cómo el clima y el tiempo atmosférico afectan a los fenómenos biológicos de los animales.  En un periodo de 10 años, los investigadores han podido observar un porcentaje más alto de aparición de los parásitos sanguíneos, clasificados en protozoos, parásitos de las plumas, dípteros, pulgas y ácaros.

Tanto el aumento de parásitos y sus repercusiones negativas para las aves como los cambios en su fenología reproductiva debido al ascenso de las temperaturas son cuestiones que no pasan desapercibidas para el mundo de la caza por cuanto marcan, en el primer caso, las condiciones sanitarias a las que se enfrentan las aves y que pueden determinar sus futuras poblaciones y, en el segundo caso, los cambios en los períodos reproductivos que habría que tener en cuenta a la hora de establecer los períodos hábiles de caza.

Pese a que este trabajo no incluye el estudio directo de especies cazables, la Federación Andaluza de Caza considera que las conclusiones extraídas, unidas al problema poblacional de muchas especies debido a la proliferación de ciertos usos agrarios abusivos con el medio natural, constituye una grave preocupación ya que constituye un nuevo peligro para determinadas especies de aves, entre ellas la Perdiz Roja que ya de por sí se encuentra en un momento poblacional bastante crítico.



Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, para analizar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias, en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Puede configurar, aceptar y rechazar la utilización de cookies u obtener más información AQUÍ.