La familia de Órgiva que acogió a un zorro rojo estaba cometiendo una ilegalidad

Ante la información publicada hoy en Ideal de Granada titulada Así es la especie del zorro asesinado en Granada: «Es habitual que se fíen de los humanos», la Federación Andaluza de Caza alerta que la familia de la pedanía de Alcázar de Venus, en Órgiva, que acogió un zorro rojo estaba cometiendo una conducta ilegal que atenta contra la Ley 8/2003 de Flora y Fauna de la Comunidad Autónoma de Andalucía.

En la noticia publicada hoy por Ideal de Granada se recogen las declaraciones de José María Gil, catedrático de Zoología de la Universidad de Granada, quien afirma que «es habitual que se fíen de los humanos, aunque solo si se les respeta, como sucede con toda la fauna silvestre». Además, añade que «se pueden semi-domesticar si se cogen de cachorros, aunque es habitual que abandonen a las personas al hacerse adultos, lo que propicia que no sea una mascota habitual».

La Federación Andaluza de Caza considera una gravísima irresponsabilidad que un catedrático de Zoología no alerte sobre la ilegalidad de acoger especies silvestres, así como las graves consecuencias que este tipo de conductas pueden tener para la conservación y para la salud de otras mascotas, así como de las propias personas.

Criminalización de la caza

La noticia publicada por Ideal de Granada hace referencia a la muerte del zorro el pasado 22 de junio abatido por arma de fuego, sin que se haya identificado al autor o autores de este delito contra la fauna.

A pesar de ello, las declaraciones del catedrático de la UGR apuntan a los cazadores como posibles autores del delito al afirmando que «El zorro rojo es la especie que habita la Península Ibérica, es muy común en Granada, a pesar de la notable persecución que sufre por parte de los cazadores».

En este sentido, la Federación Andaluza de Caza recuerda que el control excepcional de las poblaciones de zorro se realiza en base a estrictos criterios técnicos dictados por la Consejería de Medio Ambiente en aquellas zonas donde la sobrepoblación de zorros supone una excesiva presión sobre especies protegidas o causa daños a la ganadería. En este sentido, el organismo federado andaluz se reafirma en su firme y rotunda condena contra todo tipo de conductas delictivas que se aparten de este tipo de criterios y que supongan cualquier tipo de delito contra la fauna.

“Nos sorprende que la irresponsabilidad de las doctrinas animalistas haya llegado a técnicos de la Universidad de Granada que defienden posturas al límite de la legalidad y que ponen en peligro la conservación” señala Adelardo Villafranca, delegado provincial de la FAC en Granada, quien añade que “también nos preocupa que un medio de referencia como Ideal de Granada de cabida sin contrastar a opiniones sin fundamento, que intentan criminalizar a los cazadores de nuestra provincia y que faltan por completo a la realidad de un sector comprometido con la conservación”.



Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, para analizar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias, en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Puede configurar, aceptar y rechazar la utilización de cookies u obtener más información AQUÍ.