La FAC y la Delegación del Gobierno abordan la problemática con la renovación y revocación de licencias de armas por denuncias de infracciones administrativas

La Federación Andaluza de Caza y la Delegación del Gobierno en la Comunidad Autónoma de Andalucía abordaron la semana pasada la grave problemática que se viene produciendo como consecuencia de las revocaciones o no renovaciones de las licencias de armas originadas en denuncias por infracciones administrativas.

En concreto, la reunión tuvo lugar el pasado martes en Sevilla, donde el secretario general de la FAC, Enrique Quintana, y el coordinador-jefe de los Servicios Jurídicos federativos, Francisco Pérez, trasladaron a Antonio Sanz, delegado del Gobierno en Andalucía, el grave perjuicio que se está provocando a los cazadores andaluces, a los que sistemáticamente se les revoca la licencia de armas o se les deniega su renovación por sanciones administrativas, e incluso por la simple constancia de alguna denuncia aún sin sanción administrativa firme.

Ante esta situación,  y dada la clara disposición mostrada por la Delegación del Gobierno a encontrar una solución satisfactoria, se acordó la creación de una comisión conjunta formada por técnicos de ambos organismos que analizarán el problema y determinarán las medidas más adecuadas para resolverlo, que en todo caso pasarán por revisar y depurar los protocolos de actuación en estos casos.

“El compromiso de la Federación es trabajar sin solución de continuidad y al máximo nivel hasta que este problema, que tanto preocupa y perjudica a los cazadores de a pie, pueda solucionarse satisfactoriamente” señalaba el secretario general de la FAC al término de la reunión.



Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, para analizar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias, en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Puede configurar, aceptar y rechazar la utilización de cookies u obtener más información AQUÍ.