Más de 4.000 cazadores jiennenses y 30 sociedades de caza preparan movilizaciones contra la decisión arbitraria de no autorizar el jabalí en mano con rifle

La Federación Andaluza de Caza denuncia públicamente el maltrato a la caza social jiennense de la Dirección General de Gestión de Medio Natural, Biodiversidad y Espacios Protegidos de la Junta de Andalucía, que ha decidido prohibir de facto la práctica de la modalidad de caza del jabalí en mano con rifle, a pesar de encontrarse expresamente regulada en el Reglamento de Ordenación de la Caza de Andalucía.

Img

Esta injusta situación está afectando a más de 4.000 cazadores de las comarcas de Segura, Cazorla y La Villas y Sierra Mágina que, pese a ser una modalidad tradicional y reconocida legalmente, ven como la Delegación Territorial de Desarrollo Sostenible en Jaén no autoriza esta práctica al momento de renovar los planes técnicos de caza de los diferentes cotos afectados. No en vano, a día de hoy no existe ningún coto que tenga autorizada esta modalidad que, además de ser totalmente legal, se ha practicado sin ningún impedimento hasta la temporada 2019.

A pocos días del comienzo a la temporada de caza mayor en Andalucía, la interpretación sesgada y subjetiva de la normativa andaluza por parte de la Dirección General de Medio Natural de la Consejería de Desarrollo Sostenible va a generar un grave perjuicio a más de 30 sociedades de caza y de 4000 cazadores jiennenses, que no van a poder practicar una modalidad que, además de contribuir al movimiento socio-económico en las comarcas afectadas, permite el control efectivo de una especie como el jabalí, que provoca numerosos daños a la agricultura y riesgos sanitarios y de seguridad vial.

Desde que en 2019 se produjera esta situación, la Federación Andaluza de Caza ha presentado ante la propia Dirección General del Medio Natural, el Instituto Andaluz de Caza y Pesca y la Delegación Territorial de Desarrollo Sostenible de Jaén numerosos informes, propuestas e ideas para desbloquear una coyuntura para la que la Junta de Andalucía no ha dado respuesta. "Durante todo un año hemos trabajado en diversas propuestas con el ánimo de solventar esta situación injusta y arbitraria. No hemos obtenido ninguna respuesta oficial, por lo que debemos acometer los mandatos del máximo órgano de gobierno de la Federación" explica José María Mancheño, presidente del organismo federado andaluza.

Por esta razón y en cumplimiento a los acuerdos asamblearios, la Federación Andaluza de Caza va a iniciar todas las movilizaciones y acciones necesarias para mostrar su desacuerdo y exigir el cumplimiento de la normativa autonómica andaluza en materia de caza, poniendo fin a una situación inaceptable e indigna para un colectivo que sustenta una actividad fundamental para el mundo rural jiennense y que está siendo gravemente perjudicado de manera irresponsable debido a la pasividad de esta Dirección General de la Junta de Andalucía.