Los alumnos debieron analizar un texto que refleja la visión del mundo rural sobre la necesidad de no anteponer la protección de la especie a otros aprovechamientos

Un brillante alegato contra la prohibición de caza del Lobo frente a la sobreprotección impuesta por el mundo urbanita fue uno de los dos textos a los que los alumnos andaluces de Selectividad debieron enfrentarse ayer durante el examen de Lengua Castellana y Literatura en las Pruebas de Acceso a la Universidad.

Img

El texto, sobre el que los alumnos debieron responder una serie de preguntas, es un artículo de Luis Sánchez-Moliní publicado en el Diario de Sevilla el pasado 25 de febrero de 2021 y que compone un certero análisis de la polémica generada en torno a la prohibición de caza del lobo impuesta desde una visión urbanita que imposibilita compatibilizar la conservación de esta especie con otros aprovechamientos del mundo rural, como la ganadería.

En este sentido, el texto al que se enfrentaron los alumnos de selectividad apunta ideas como: «Es loable querer salvar al lupus, aunque más lo es preocuparse por las vidas de los sapiens. Ambas cosas no se podrán combinar con la prohibición de la caza del lobo, cuya intención tiene más que ver con la emotividad animalista que con el conocimiento general del medio rural. No se puede mantener el doble juego de afirmar que hay que repoblar la España vacía y, al mismo tiempo, dificultar actividades como la ganadería».

El mensaje que se deduce del texto de Sánchez-Moliní concuerda al cien por cien con la propia postura de la Federación Andaluza de Caza en relación a la caza/protección del Lobo, que en todo momento ha defendido públicamente su apuesta por la conservación y expansión natural del Lobo, siempre que se garanticen los demás aprovechamientos del mundo rural.