El presidente del Gobierno responde a la carta del presidente de la RFEC emplazando a la presentación de alegaciones del proyecto de Ley

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, descarta reunirse con los cazadores españoles para abordar su preocupación por la Ley de Bienestar Animal según se desprende de la respuesta remitida por el presidente del Gobierno a la carta que envió la Real Federación Española de Caza (RFEC) a través de su presidente, Manuel Gallardo, en la que se le advertía de las graves consecuencias de la política anticaza de su Gobierno y le solicitaba una reunión para reconducir la peligrosa deriva de tres de sus ministerios.

Img

En la carta, el director del Gabinete del presidente del Gobierno, Óscar López, emplaza en nombre de Sánchez, a que la RFEC realice las alegaciones oportunas al anteproyecto de Ley de Protección y Derechos de los Animales en el marco del proceso de información pública. De esta forma, la Moncloa declina reunirse con el sector cinegético por "razones de agenda", lo que lleva a pensar que la tramitación de la citada Ley va a seguir adelante sin tener en cuenta la avalancha de críticas que ha tenido esta delirante iniciativa legislativa.

Por otro lado, en la misma carta se subraya, sorprendentemente, que el Gobierno es consciente de “la importancia de la caza en el medio rural y su contribución a la dinamización económica y social. En este sentido, el Ejecutivo apuesta por la defensa de una actividad cinegética sostenible, que favorezca la biodiversidad y tenga en cuenta los intereses de agricultores y ganaderos, permitiendo actuaciones que atiendan prácticas solicitadas por el sector cinegético”.

Para Gallardo, esta carta resulta "totalmente contradictoria, pues por un lado nos emplaza a presentar alegaciones por ventanilla, cosa que ya sabemos sobradamente pues es un derecho ciudadano, y por otro nos dice que el Gobierno apuesta por la defensa de una caza sostenible".

Por ello, el presidente de la RFEC exige al Gobierno un posicionamiento claro y unas políticas que no sigan ahogando a la caza y al mundo rural "son hechos lo que queremos, no palabras", concluye.

 

POLÍTICA ANTICAZA

Manuel Gallardo envió el pasado 24 de septiembre una carta a Pedro Sánchez donde se solicitaba una reunión tras los últimos ataques contra el sector cinegético de tres de los ministerios de su Ejecutivo. Desde el ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 se presentaba la nueva Ley de Protección y Derechos de los Animales que afectará de forma absolutamente negativa a la caza.

A este ataque se suman las iniciativas presentadas por el ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, con su máxima responsable, Teresa Ribera, declarada abiertamente anticaza; y el peligroso y tendencioso concepto de empatía con los animales con el que se aleccionará a los niños y niñas de este país a través de la nueva Ley del ministerio de Educación y Formación Profesional.

Ante estos ataques, el presidente de la RFEC advertía a Sánchez de las graves consecuencias que tendrán estas políticas si continúan con su deriva eco animalista, convocando al sector y todo el mundo rural a una gran manifestación en Madrid el próximo 20 de marzo de 2022.