La caza desborda las previsiones de una movilización con más de medio millón de manifestantes, que protestaron contra la Ley de Derechos Animales y las constantes limitaciones a la actividad

Más de 60.000 cazadores andaluces clamaron ayer en Madrid contra las políticas anticaza del Gobierno Central en la manifestación en defensa de la caza y el mundo rural convocada por la RFEC, junto con otras entidades del mundo rural.

Img

La “marea naranja” de cazadores de toda España desbordó todas las previsiones reuniendo en la capital a más de medio millón de manifestantes en una jornada histórica para la caza y el mundo rural. La Federación Andaluza de Caza, que movilizó a más de 20.000 cazadores en 350 autobuses, también vio como las previsiones se desbordaban superando los 60.000 andaluces que se unieron a los autobuses desplazándose en sus coches y en el transporte público para llevar a Madrid la voz de la caza andaluza.

El anteproyecto de Ley de Bienestar Animal, redactado sin consenso ni interlocución alguna con el sector cinegético, la prohibición de caza de la tórtola ó el silvestrismo por parte de un Ministerio de Transición Ecológica que amenaza ya el aprovechamiento cinegético de otras especies emblemáticas como el zorzal o la perdiz, y el impulso desde el Ministerio de Agricultura de una tardía y estéril Estrategia Nacional de Gestión Cinegética que no soluciona los problemas del sector fueron algunas de las razones que llevaron a los cazadores a una movilización histórica en la que también se escucharon las demandas del mundo rural en las voces de agricultores, ganaderos, taurinos y demás sectores del campo español.

“Ayer en Madrid demostramos que la caza no se toca, que no vamos a permitir al Gobierno Central, ni a ningún gobierno, más limitaciones y prohibiciones para acabar con una actividad que es fundamental para la conservación y el mundo rural” explica José María Mancheño, presidente de la Federación Andaluza de Caza, quien destaca el papel fundamental de la caza en la movilización de ayer: “una amplísima mayoría de los manifestantes eran cazadores sociales, cansados de que les impongan cómo tienen que vivir y que han respondido a la llamada de sus federaciones autonómicas de caza de manera incondicional y masiva".

En este sentido, la Federación Andaluza de Caza quiere expresar públicamente su agradecimiento a todos los cazadores federados andaluces que han realizado un importantísimo esfuerzo para luchar por sus derechos y libertades y los de todo el colectivo, así como su firme compromiso de trabajar para que la jornada histórica de ayer impulse un movimiento que permita alcanzar logros y cambios que garanticen el futuro de la caza en Andalucía y en España.