La Federación Andaluza de Caza muestra su enérgica condena y repulsa frente a este acto delictivo y pide a las Administraciones más medios para luchar contra el furtivismo

La Federación Andaluza de Caza informa que se personará como acusación particular en el procedimiento judicial por el caso del Lince Ibérico abatido con postas por un furtivo y que fue encontrado este lunes en la confluencia del Caño Guadiamar con el Arroyo de La Cigüeña, en el entorno del Espacio Natural de Doñana.

Img

El organismo federado andaluz, en nombre de todos los cazadores andaluces, quiere expresar su más enérgica condena y repulsa frente a un acto delictivo que atenta contra una de las especies protegidas más emblemática de nuestro patrimonio natural y por la que más han trabajado los cazadores andaluces respecto a su conservación, siendo parte activa durante 16 años en el programa LIFE IberLince.

En este sentido, la FAC solicita a las administraciones que doten de más medios, humanos y materiales, a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, y especialmente a los Agentes de Medio Ambiente, para combatir estos delitos. Asimismo, el organismo federado andaluz recuerda a la Junta de Andalucía la necesidad de poner en marcha un plan de actuación contra el furtivismo, que se erige como una de las principales lacras de la actividad cinegética y de un sector que cuida, conserva y protege el lince favoreciendo la gestión de hábitats favorables para esta especie.

"Desde la Federación también pedimos a nuestras sociedades de cazadores en la zona que colaboren en todo lo posible con la investigación abierta para hallar a presunto/s delicuente/s que han cometido este atentado contra nuestro patrimonio y nuestra biodiversidad" explica Enrique Quintana, secretario general de la Federación Andaluza de Caza.