La Sociedad de Caza "Nuestra Señora de Zocueca" de Bailén lleva tres años aportando muestras para la vigilancia sanitaria de esta especie

En plena temporada de caza menor, los cazadores andaluces continúan colaborando activamente en el seguimiento y vigilancia epidemiológica de la fauna silvestre y, especialmente, del brote de mixomatosis aparecido hace tres años en la liebre en nuestra comunidad autónoma y que se propagó rápidamente por toda la Península.

Img

Un ejemplo de este compromiso es la colaboración de la Sociedad de Caza "Nuestra Señora de Zocueca" de Bailén con el Departamento de Sanidad Animal de la Universidad de Córdoba al que, desde que surgió este brote de mixomatosis en liebres, facilita muestras de ejemplares enfermos hallados en el coto deportivo "Las Labores de Bailén" para su estudio y análisis en busca de posibles soluciones.

"Las soluciones a este problema sanitario en las poblaciones de liebre no pasan solo por tratamientos o vacunas, como todo el mundo puede pensar. Tan importante o más es conocer qué factores influyen en la aparición y propagación de la enfermedad para tratar de actuar sobre ellos" explica Juan Antonio Herrera, delegado provincial de la FAC en Jaén, quien señala que "pero lo que debemos poner en valor es el compromiso de los cazadores: frente a la merma de las poblaciones de liebre, los cazadores no sólo han apostado por una gestión cinegética sostenible y adaptada al momento, sino que además colaboran activamente con el estudio científico de un problema sanitario que afecta a la fauna silvestre".

En este sentido, el máximo representante de los cazadores federados de Jaén agradece el trabajo de los cazadores de Bailén en cuanto a la vigilancia epidemiológica de la liebre que también realizan otras sociedades de caza tanto en esta provincia como en otras.