Entre diez cazadores retiraron de este entorno natural basura, residuros y hasta dos electrodomésticos abandonados

La Sociedad de Cazadores de Mollina (Málaga) retiró este domingo media tonelada de basura el el paraje natural de la Sierra de la Camorra durante una jornada de limpieza organizada por el propio colectivo cinegético mollinato como parte de las labores de gestión y cuidado del monte al comienzo de la época estival.

Img

Un total de diez cazadores de la Sociedad de Caza de Mollina se organizaron en una jornada en la que recogieron apróximadamente 500 kilos de residuos consistentes en latas, vidrios y plásticos. Incluso procedieron a la retirada de dos frigoríficos abandonados en las inmediaciones de una paraje de referencia en el municipio de Mollina y en la propia comarca de Antequera.

Estas labores de gestión y limpieza, que se multiplican en estos días entre las sociedades de cazadores andaluces, son cruciales en este momento, previo a la época estival, para prevenir los incendios forestales. No en vano, los cazadores españoles destinan 54 millones de euros anuales a labores relacionadas con la prevención de incendios, según el Informe «Evaluación de Impacto Socio-Económico de la Caza en España» elaborado por Deloitte para la Fundación Artemisan.

"En época de veda, en la que no está permitida la caza, los cazadores siguen yendo al monte para su cuidado y gestión. Una labor insustituible y que demuestra, una vez más, que la actividad cinegética es mucho más que salir al campo con una escopeta. La caza social es todo el año e implica la conservación del medio natural que los cazadores sienten como parte de su vida" señala José María Mancheño, presidente de la FAC, quien ha destacado la labor de la Sociedad de Cazadores de Mollina en este caso.