Se recaudaron en la V Batida Solidaria organizada por el colectivo cinegético mijeño

La Sociedad de Cazadores de Mijas donó el pasado jueves a la Asociación para personas con Discapacidad Intelectual de Mijas "Virgen de la Peña" (ADIMI) los 4.330 euros recaudados en la quinta edición de su Batida Solidaria celebrada el pasado 29 de febrero en sus acotados.

Img

Esta cifra es la más elevada que se alcanza en los cinco años de vida de una iniciativa que en años anteriores ha colaborado con otros colectivos dedicados a la lucha contra el cáncer (AECC Fuengirola y Mijas), los cuidados paliativos de enfermos terminales (Cudeca) o la causa de una niña discapacitada que requería la adaptación de un vehículo, entre otras.

La batida, que en lo cinegético tuvo buenos resultados y propició a los participantes un día de diversión y convivencia, se celebró gracias a la colaboración y esfuerzo de los socios de la Sociedad de Mijas, rehaleros, cocineros y empresas y negocios locales que colaboraron desinteresadamente. Por su parte, monteros de toda Andalucía respondieron con creces a esta llamada solidaria cubriendo en pocos días todos los puestos ofertados.

"Pese al acoso y las críticas, especialmente en redes sociales, de los animalistas a esta iniciativa, estamos muy satisfechos de poder colaborar cada año con una causa solidaria de nuestro municipio, transformando la caza del jabalí -tan necesaria para controlar los daños en nuestro municipio- en posibilidades de desarrollo para la gente que más lo necesita" afirma Lázaro Porras, presidente de de la Sociedad de Cazadores de Mijas.

"Frente a colectivos que sólo exigen, critican y agreden a los que no piensan como ellos, los cazadores vuelven a demostrar que la caza social es, también, compromiso con el desarrollo de los municipios y su gente" explica José María Mancheño, presidente de la Federación Andaluza de Caza, quien añade que "si habitualmente estamos orgullosos de tener con nosotros una sociedad de caza como la de Mijas, este tipo de iniciativas nos confirman que donde no exista una sociedad de cazadores debería inventarse".