Pese a que ha actualizado las directrices para la caza por sobreabundancia, no responde a la propuesta registrada el viernes por la FAC y sigue sin explicar los criterios para ello

La Junta de Andalucía no ha atendido la propuesta de movilidad que reclaman los cazadores de Menor y que fue presentada este viernes por la Federación Andaluza de Caza al objeto de garantizar la práctica de una actividad deportiva individual, al aire libre y segura frente al Covid-19.

Img

Como también ocurrió el pasado 29 de diciembre cuando la FAC presentó ésta misma propuesta antes del comienzo de la tercera ola, la Junta de Andalucía no ha respondido oficialmente a la propuesta presentada el viernes por la Federación Andaluza de Caza tras comprobar que las mismas medidas que se contemplan en su propuestas sí han sido aceptadas por otros gobiernos autonómicos. Sin embargo, este mismo fin de semana se han actualizado las directrices específicas que permiten la movilidad para la caza por sobreabundancia de especies cinegéticas, lo que evidencia que el Gobierno Andaluz no ha considerado la propuesta de los cazadores de menor.

En este sentido, la Federación Andaluza de Caza es consciente de la situación sanitaria y respeta todas las medidas adoptadas para garantizar la salud de los andaluces pero, dada la complicada situación a la que se enfrentan los cazadores de menor y la ausencia de respuesta oficial a la propuesta de la FAC, vuelve a exigir a la Junta de Andalucía que explique públicamente los criterios que justifican las medidas y restricciones impuestas al sector cinegético andaluz.

Por este motivo, el organismo federado andaluz va a remitir un nuevo escrito a la Junta de Andalucía exigiendo una respuesta por escrito que argumente la decisión de no atender las cinco propuestas presentadas desde octubre por los cazadores de menor para tratar de garantizar la práctica de una actividad segura y cuyo desarrollo es, como se ha demostrado en todo momento según los datos de contagios y brotes asociados, perfectamente compatible con las medidas para frenar la expansión del coronavirus.

Ante esta situación, que se ha prolongado prácticamente durante toda la temporada de caza menor, la FAC está analizando el impacto que se ha producido en cada modalidad de modo que, una vez obtenga datos y conclusiones precisas, presentará a la Administración Andaluza una batería de propuestas y medidas para minimizar los perjuicios causados.