Lanzan la campaña #FurtivearNoEsCazar con el objetivo de que la Real Academia de la Lengua recoja este verbo en el Diccionario y se diferencie así de la caza, una actividad legal y ética

La Federación Andaluza de Caza y Jara y Sedal acaban de lanzar, dentro del proyecto conjunto "La Naturaleza de la Caza", la campaña #FurtivearNoEsCazar con el objetivo de que la Real Academia de la Lengua registre el verbo "furtivear" en el diccionario, permitiendo así diferenciar lingüística y conceptualmente el furtivismo, de una actividad ética y legal como la caza.

Img

El pasado mes de enero ambas entidades firmaron un acuerdo para llevar a cabo iniciativas de comunicación que ayuden a mostrar la verdadera imagen de la actividad cinegética a la sociedad no cazadora. Bajo el título ‘La Naturaleza de la Caza’, este proyecto acaba de lanzar la campaña #FurtivearNoEsCazar.

El objetivo de la misma es que la Real Academia de la Lengua Española registre la palabra «furtivear» en su diccionario, un término que actualmente no se encuentra entre sus páginas. Tan sólo aperece en el Diccionario del Español Jurídico, una obra destinada especialmente al ámbito del derecho y no al público general.

José María Mancheño, presidente de la FAC, considera que esta propuesta «es una oportunidad y un paso más para luchar con la criminalización del sector y para ayudarnos a marcar la enorme diferencia que existe entre el cazador y el furtivo». Por su parte, Israel Hernández, director de Jara y Sedal, cree que «es necesario que en una sociedad cada vez más sensibilizada con las cuestiones medioambientales, se comience a diferenciar entre una acción delictiva y otra que no lo es. No es lo mismo ‘coger’ que ‘robar’, al igual que no es lo mismo ‘cazar’ que ‘furtivear’».

Ambos señalan que uno de los grandes problemas de la caza en términos de comunicación es que en muchas noticias generalistas se confunde el furtivismo con la caza: «La línea a menudo es muy difusa o inexistente. Los grandes medios hablan de cazar o cazar ilegalmente cuando se refieren a furtivear. Y se da la paradoja de que ese uso es correcto, porque ese verbo no se ha registrado a pesar de ser muy utilizado», señala José Mª Mancheño.

«Al incorporar este término, los profesionales de la comunicación ya podrán hablar de furtivear sin incurrir en ningún error, como sucede en la actualidad. Esto permitirá dejar de criminalizar a uno de los colectivos más importantes para la conservación de la naturaleza en España», concluye Israel Hernández.

La campaña #FurtivearNoEsCazar puede ser apoyada por cualquier cazador. Si tú también quieres formar parte de la iniciativa, solo tienes que acceder a este formulario en la web de la RAE https://www.rae.es/formulario/unidrae, poner tus datos y sugerir la palabra «Furtivear» con la siguiente definición: «Atraer, atrapar o dar muerte a animales silvestres en terreno ajeno sin permiso del titular o hacerlo ilegalmente, en tiempo de veda o con modos ilícitos o armas prohibidas».