El organismo federado andaluz presentó la pasada semana sus alegaciones, en la que muestra su rotundo y absoluto rechazo al anteproyecto

La Federación Andaluza de Caza (FAC) presentó la semana pasada sus alegaciones al anteproyecto de reforma del Código Penal en materia de maltrato animal, en las que exige al Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 la retirada de un proyecto legal que generaría gran inseguridad jurídica para el cazador y que acabaría con la caza tal y como se practica hoy día.

Img

En sus alegaciones, el organismo federado andaluz expresa su rotundo y absoluto rechazo a un texto que considera inaceptable al estructurar y dar el mismo tratamiento jurídico-penal a las conductas lesivas realizadas sobre animales que sobre las personas y que trata de criminalizar las conductas imprudentes sobre los animales vertebrados con carácter general y sin tener en cuenta las posibles circunstancias y casuística en que se producirían.

Para la FAC, el texto, que parte de premisas con un marcado sesgo animalista y anticaza, generaría intencionadamente una grave inseguridad jurídica para la actividad y el colectivo, dando lugar a una prohibición de facto de la caza tal y como se conoce hoy día.

"Este proyecto legal es una agresión más de un Gobierno Central que continúa con su deriva anticaza y que en ningún caso ha tenido en cuenta al sector a la hora de trabajar en un texto de consenso que permita trabajar por evitar el maltrato animal, con el que estamos rotundamente comprometidos, sin poner en peligro una actividad que genera conservación, cohesión social y riqueza al mundo rural" explica José María Mancheño, presidente de la Federación Andaluza de Caza, quien añade que "quienes afirman que este texto no afecta a la caza ni siquiera nos han consultado nuestra opinión. Además, basta identificar las personas y grupos de las que parte este proyecto para no tener duda sobre su sesgo anticaza".