Un centenar de sociedades acudieron a la convocatoria de la FAC para analizar cómo afectan la reforma del Código Penal y la Ley Animalista de Bienestar Animal

La Federación Andaluza de Caza comenzó el pasado viernes en Santa Fe (Granada) su ciclo de reuniones informativas sobre la Ley Animalista de Bienestar Animal para cazadores federados andaluces celebrando un encuentro en el Hotel Capitulaciones con un centenar de sociedades de cazadores de la provincia de Granada, junto a las que directivos y técnicos del organismo federado andaluza analizaron cómo afectará a la actividad cinegética el proyecto de Ley de Bienestar Animal y Derechos de los Animales, que impulsa el Ministerio de Derechos Sociales, y la reforma del Código Penal en materia de Maltrato Animal, impulsada por el Ministerio de Justicia.

Img

La reunión, que sirvió para abrir un calendario de encuentros programado por la Federación Andaluza de Caza para que las casi 1.400 sociedades de caza andaluzas y los cazadores que lo deseen puedan informarse sobre el contenido de ambos proyectos legales y su tramitación, contó con la participación del presidente del organismo federado, José María Mancheño, y del coordinador de sus Servicios Jurídicos, Francisco Pérez, quienes analizaron no sólo el contenido de ambos proyectos legales, sino el estado de tramitación en cada caso y la evolución de ambos textos desde su creación por parte del Gobierno Central, hasta el punto actual en que se encuentran tras varios meses de negociaciones y tensiones que llevaron a los cazadores a manifestarse masivamente en Madrid el pasasdo 20 de marzo.

En este sentido, como experto jurídico en materia de caza, el coordinador de los Servicios Jurídicos de la FAC confirmó que el sentido de ambos textos no ha variado y que su aplicación afectaría gravemente a la caza. Concretamente, Pérez afirmó que: "la aprobación de la Ley de Bienestar Animal y de la reforma del Código Penal en los términos que están redactados actualmente supondría dar la extremaunción a la caza y al silvestrismo". Además, el letrado de la FAC aclaró que "ninguno de los dos textos prohíben expresamente la caza, pero sí le imponen una serie de límites y la someten a una inseguridad jurídica que hacen que, en la práctica, sea imposible la práctica de ambas actividades".

Tras repasar la situación legislativa de ambos proyectos y el contexto político, los representantes de la Federación Andaluza de Caza analizaron también para los asistentes las diferentes enmiendas presentadas por los partidos políticos al proyecto de Ley de Bienestar Animal y Derechos de los Animales, entre las que se encuentra la comprometida por el PSOE con las Federaciones de Caza y que supondría excluir a la caza del texto. "Si se presenta y se aprueba, la enmienda del Partido Socialista sería satisfactoria y positiva para el sector, si bien entendemos que dada la falta de consenso y el fuerte rechazo social generado por esta Ley, lo más razonable sería retirarla y redactar una nueva con participación de todos los sectores" señaló Mancheño durante el encuentro.

La falta de consenso y participación fue otro de los aspectos más destacados en relación con la Ley Animalista impulsada por la Dirección General de Derechos de los Animales del Gobierno: "no sólo se ha redactado de espaldas a los cazadores de una manera claramente intencionada, sino que se ha tramitado de manera poco transparente y por la vía de urgencia para salvar el fuerte rechazo y contestación a una Ley que destroza al mundo rural" explicaba Francisco Pérez, quien añadió que "los cazadores nunca hemos estado en contra del bienestar animal; más bien todo lo contrario: apostamos por el abandono y maltrato cero y por una Ley integradora que nos obligue a todos. Lo que no se puede entender es que se impongan las mismas obligaciones para un perro de casa que para un animal auxiliar o de trabajo".

Al finalizar su exposición, los representantes federativos informaron del trabajo que la Federación Andaluza de Caza viene realizando en relación a esta situación en los últimos meses y las acciones previstas a acometer en los próximos meses en función de cómo evolucionen ambos proyectos legales. Además, respondieron y aclararon todas las dudas y consultas expuestas por los cazadores y representantes de sociedades de a provincia de Granada, a quien el delegado provincial de la FAC, Adelardo Villafranca, agradeció su participación masiva frente a una situación preocupante y que requiere de su implicación y participación.