La consejera, Carmen Crespo, expresa a la Federación su satisfacción ante unas propuestas que se enmarcan en los objetivos y estrategias de la Junta

La Consejería de Agricultura, Pesca, Ganadería y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía ha incluido a la Federación Andaluza de Caza en los procesos y trabajos de interlocución de la nueva Política Agraria tras conocer ayer el documento «Propuestas del sector cinegético a la PAC post 2020» elaborado por la RFEC, las federaciones autonómicas de caza y la Fundación Artemisan.

Img

El presidente de la FAC, José María Mancheño, el coordinador del servicio técnico federativo, José Antonio López, y el director de la Fundación Artemisan, Luis Fernando Villanueva, presentaron ayer este documento a la consejera de Agricultura de la Junta de Andalucía, Carmen Crespo, el director general de Gestión del Medio Natural, Ángel Sánchez, y el secretario Secretaría General de Agricultura, Ganadería y Alimentación, Vicente Pérez, a través de una videoconferencia en la que la Carmen Crespo expresó a la FAC su satisfacción ante unas propuestas que se enmarcan en los objetivos y estrategias de la Junta de Andalucía en materia de agricultura.

En este sentido, la consejera de Agricultura, Pesca, Ganadería y Desarrollo Sostenible, que ha felicitado a la Federación por la elaboración de un documento profesional y muy responsable, ha adelantado a la FAC que muchas de las medidas propuestas por el sector cinegético están incluidas en la propia propuesta de la Junta de Andalucía ante una PAC que estará marcada por un fuerte carácter conservacionista y en el que podrían aplicarse perfectamente los objetivos señalados por el mundo de la caza para conciliar la rentabilidad económica del agricultor y la conservación del medio natural.

La inclusión del sector cinegético andaluz en la negociación de la nueva PAC representa una excelente noticia que reconoce a los cazadores como parte implicada en el diseño de la Política Agraria, una herramienta vital para determinar el futuro del medio ambiente y, por consiguiente, de la caza. “Valoramos muy positivamente la reunión mantenida con la Consejería y su consideración respecto a unas propuestas con las que no pedimos nada para la caza y sí para los agricultores, que puedan recibir incentivos económicos por poner en marcha buenas prácticas agrícolas que beneficien al campo y la fauna” explica José María Mancheño.