La FAC, como miembro de la ONC, trabaja en esta línea desde hace varios meses

La Oficina Nacional de la Caza, la Conservación y el Desarrollo Rural (ONC) y la Fiscalía General del Estado (FGE) han acordado comenzar a trabajar de manera conjunta para intentar frenar, en la medida de lo posible, los graves ataques que está recibiendo el colectivo de cazadores a través de las Redes Sociales.

Img La Fiscalía General del Estado colaborará con la ONC para frenar los ataques a cazadores en redes sociales

La ONC comenzó a trabajar hace meses para abordar este problema, que considera de extrema gravedad ante la escalada de violencia que se está registrando en diversos ámbitos. Así, hace dos meses interpuso sendas denuncias contra dos perfiles de Facebook -uno de los cuales está siendo investigado por la unidad de delitos telemáticos con el fin de identificar al individuo que se encuentra detrás- por insultos dentro de la página web de la propia entidad. A todo ello se suma la denuncia interpuesta el miércoles en Mérida contra el individuo que a través de Facebook deseó la muerte a dos menores que habían posado con un trofeo de caza.
 
Por su parte, la Federación Andaluza de Caza, que es miembro de la ONC, también ha trabajado en esta línea llegando a querellarse recientemente contra una animalista que insultó gravemente a los cazadores a través de Facebook, viéndose obligada a rectificar púbilcamente y pedir disculpas.
 
Eventualmente, ante la sensación de impunidad, la ONC contactó con la Fiscalía General del Estado para mostrar su preocupación por unos hechos que entran de lleno en el ámbito de la mínima convivencia social.  En el encuentro mantenido ayer, la FGE ha admitido que comparte esa preocupación, tal y como ha reproducido en su memoria anual, y ha mostrado su disposición para trabajar e intentar frenar estas situaciones con los tipos legales que actualmente existen.
 
En concreto, estos ataques en redes sociales se podrían tipificar, según su gravedad, como delitos de injurias y calumnias; vejaciones, coacciones y amenazas; e incluso dentro del delito de odio como empieza  a interpretar la doctrina.  En todo caso, la actuación de oficio de la Fiscalía resulta en muchos casos  complicada ya que, por ejemplo, en el primer tipo, únicamente estaría legitimado para actuar la persona injuriada.
 
Por todo esto, la ONC ha solicitado que desde la Fiscalía se impulse una modificación del Código Penal que permita –ante la evidencia de lo que está ocurriendo en las Redes Sociales- que los ataques contra colectivos determinados, como el de los cazadores, pueda tipificarse como delito. La medida será estudiada por la Fiscalía. 
 
Por último, la ONC ha solicitado la actuación de oficio de la Fiscalía del Menor, en el ámbito de la Ley que lo protege, cuando las víctimas de las agresiones sean menores de edad, algo que no ha dudado la FGE.