Con estos fondos, la familia podrá afrontar los gastos de manutención en los próximos meses

La Sociedad de Cazadores "San Acacio" de Montemayor entregó ayer los 2.000 euros a una familia ucraniana refugiada en este municipio cordobés desde que estalló la guerra en su país debido a la invasión de Rusia.

Img

Esta cantidad, obtenida tras una campaña de recogida de fondos iniciada en marzo por los cazadores montemayorenses, servirá para que la familia ucraniana, formada por una mujer de avanzada edad, la hija de ésta -de unos cuarenta años- y su hijo -menor de edad-, pueda afrontar los gastos de manutención de los próximos meses, así como otros posibles gastos corrientes que puedan surgir como resultado de su estancia en la localidad.

"Teniendo en cuenta que gran parte del pueblo se está volcando en ayudar a esta familia aportando ropa, útiles y otros bienes necesarios, así como que la familia que les da acogida se hace cargo de los gastos de vivienda, los 2.000 euros que aporta nuestra sociedad de cazadores les va a permitir subsistir durante varios meses" explica Juan Antonio Moreno, secretario de la Sociedad de Cazadores "San Acacio", quien ha añadido que "la situación en su país es dura y no sabemos el tiempo que permanecerán aquí acogidos, pero nuestra sociedad tiene claro que si es necesario volver a ayudar lo volverá a hacer: los cazadores somos un colectivo comprometido con la sociedad al máximo".

Esta iniciativa de la Sociedad de Cazadores "San Acacio" de Montemayor se une a otras muchas impulsadas por sociedades y entididades del sector cinegético para, una vez más, demostrar su compromiso y sensibilidad con las causas sociales y humanitarias. "Ya ocurrió con la pandemia que las sociedade se volcaron en entregar material, colaborar en labores de desinfección o aportar fondos y recursos. Ahora surge la guerra de Ucrania y los cazadores están ahí, demostrando con hechos estar con las personas que lo necesitan" señala José María Mancheño, presidente de la FAC.