Esta especie protegida, que resultó dañada por una colisión debido al fuerte viento, ya se recupera en el CREA tras ser entregada a Agentes de Medio Ambiente

El guarda de la Sociedad de Cazadores "Coto San Nicasio" de Priego de Córdoba rescató ayer un ejemplar de búho real que había resultado dañado en una ala tras chocar con un tendido eléctrico debido al fuerte viento de los últimos días. Francisco Javier Bermúdez, que así se llama el guarda de esta sociedad de caza cordobesa, nos muestra en este video #LaVerdadDeLaCaza:

Img

«Pese a que no era día de caza, recibí el aviso de un socio del coto que paseaba por la zona y había detectado a esta especie protegida dañada. Al rescatarla nos percatamos que debido al choque con un tendido eléctrico se había partido la punta de un ala, por lo que estaba condenado a una muerte segura al no poder volar para alimentarse o beber» explica Bermúdez, quien tras recuperar al ave la entregó al cuerpo de Agentes de Medio Ambiente de Andalucía para su traslado al Centro de Recuperación de Especies Amenazadas (CREA) donde ya se recupera de sus lesiones, según han podido confirmar los propios agentes al guarda cordobés.

«Quien piense que al cazador sólo le interesan las especies que se cazan y sólo en el período del año en que pueden cazarse está muy equivocado. Hay que vivir el campo todo el año, como lo hacemos los guardas, para saber que los cazadores no sólo están comprometidos con la conservación del medio ambiente, sino que son los primeros en trabajar por ella» explica guarda de la Sociedad "Coto San Nicasio".

Por su parte, el delegado provincial de la FAC en Córdoba, Francisco Javier Cano, ha agradecido públicamente la impagable labor que realizan las guarderías de los cotos de caza andaluces: «no cabe duda que los guardas son vitales, una figura que si no existiera habría que inventarla por el bien de la biodiversidad».