Mascarillas, lejía y alimentos para las familias más desfavorecidas son parte de las donaciones de las sociedades de Caza

Desde Alfarnate, en Málaga, hasta Santa Elena o Rus, ambas en Jaén. Las sociedades de cazadores andaluzas siguen uniéndose a la lucha contra el Covid-19 en sus municipios aportando material de protección y desinfectante o donaciones de alimentos que ayuden a paliar la situación de las familias que peor lo están pasando frente a esta pandemia.

Img

En la provincia de Málaga, la Sociedad de Cazadores de Alfarnate ha donado esta semana al Ayuntamiento de la localidad un total de 300 euros en mascarillas reutilizables, que el consistorio repartirá en función de las necesidades del personal que realiza tareas esenciales en la lucha contra el virus y de la propia población.
 
Contener la situación de las familias más desfavorecidas, a las que ya afecta la crisis económica y social aparejada a la pandemia, es otro de los objetivos en que se están centrando los cazadores. En tierras jiennenses, la Sociedad de Caza de Santa Elena ha donado 200 euros de alimentos de primera necesidad que serán entregados a personas en riesgo de exclusión social del municipio.
 
 
La solidaridad de los cazadores en la provincia de Jaén también se ha hecho notar en Rus, donde la Sociedad de Caza San Blas ha entregado a su Ayuntamiento más de 300 litros de lejía para continuar las tareas de desinfección de calles y zonas comunes del municipio.