Conforme el calendario cinegético andaluz va avanzando en este 2016 y vamos consumiendo las tan deseadas jornadas de caza, empiezan a oírse, como todos los años por este mes de noviembre, las voces de aquellos aficionados que reclaman un cambio importante en el período hábil de la caza del zorzal. Los aficionados se quejan de que las fechas previstas en la Orden General de Vedas no son las más idóneas y que, por ello, la gestión cinegética que se realiza sobre esta especie no es la más adecuada.

Img Zorzales: un trabajo más de la FAC por la caza

Estos cambios en el período hábil del zorzal vienen siendo reivindicados y demandados por el sector desde hace muchos años pero ninguna entidad o asociación ha hecho nada hasta la fecha por conseguirlo, nadie salvo la Federación Andaluza de Caza que, como viene siendo habitual en Andalucía, es la entidad cinegética que asume los retos de la caza andaluza y trabaja por resolver los problemas que le afectan, unos problemas que afectan a todos los cazadores, federados o no federados, y un trabajo por resolverlo del que se aprovechan todos los cazadores andaluces, ya sean federados o no.

Como un reto más y para beneficio de todos los cazadores andaluces, la FAC decidió intentar modificar el período hábil del zorzal en Andalucía y lo hizo apostando por la ciencia, lo que sirvió para arrancar a la Consejería de Medio Ambiente el compromiso para acometer un estudio con este objetivo.

Desde el año 2015, se viene desarrollando este estudio con la participación de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio y la Federación Andaluza de Caza que, además, patrocina económicamente el mismo con unos 10.000 euros anuales aproximadamente:

http://sevilla.abc.es/andalucia/cordoba/20150811/sevi-zorzales-ilegales-cordoba-201508111235.html

Esta contribución económica sale de los bolsillos de todos los cazadores andaluces federados y lo hace para beneficio incluso de aquellos que no están federados. En unos años, el indicado estudio habrá terminado y quizás el período hábil del zorzal se vea modificado debido a los resultados científicos que arroje. En ese caso, habrá sido fruto del esfuerzo y del dinero de los cazadores federados andaluces, los únicos que en Andalucía trabajan por la caza y contribuyen para mejorar su futuro.

El otro día, un buen amigo aprovechaba las redes sociales para felicitarnos por el trabajo desarrollado en el Parlamento Andaluz en relación al proyecto de Ley de senderos, me felicitaba por la buena defensa que habíamos hecho del colectivo cinegético, ya fuese federado o no. Le contesté que ese es nuestro deber y que así había sido siempre, de nuestro trabajo se benefician todos los cazadores andaluces, aunque sólo sostenían el proyecto federativo una parte de ellos.

Muchos, luego, seguirán preguntándose para qué sirve estar federado y para qué sirve la FAC: para trabajar por la caza, aunque lo fácil es esperar el fruto del trabajo de otros.